Lo nuevo de Quai D’Orsay

Como una exclusividad llega Quai D’Orsay a este XIX Festival del Habano, con un lanzamiento muy especial, con nuevos detalles en su anilla que realza su imagen, nuevas vitolas que van de la mano con las nuevas tendencias del fumador actual, cepos mas anchos y diferentes tamaños.

Quai D´Orsay No.50 (cepo 50 x 110mm)

Quai D´Orsay No.54 (cepo 54 x 135mm)

Este ultimo No.54 es una vitola que lleva por nombre Edmundo Grueso, nueva en el portafolio regular de Habanos S.A.

De su historia y particularidades hablaron para Excelencias, Yves Belaubre, periodista, escritor y experto en Habanos; y Antoine Bathie, Director de SEITA Cigares, Distribuidor Exclusivo de Habanos, S.A. en el mercado francés.

Relata Yves Belaubre que “a principios de la década de los años 70 del siglo pasado, el Director General de SEITA Cigares recibió una carta del Ministro de Economía y Finanzas de Francia –Presidente de la República un año después–, Valéry Giscard d’Estaing, quien le comenta que el país era conocido por el glamour de sus perfumes, vestidos, vinos, arte en general, pero no tenía un puro de lujo. La carta concluía con una interrogante en forma de reto: ¿podría llegar a producirse ese puro?

 “A partir de entonces, el Director General inició un proyecto para producir un puro francés, hecho a máquina en las manufacturas francesas, con tabaco de Camerún”. Poco después, Gilbert Belaubre, padre de Yves, pasó a ocupar el puesto de Director de Marketing de SEITA, y se encargó personalmente del mencionado proyecto. Sin embargo, le daría un giro fundamental al mismo, que sería clave en esta historia: un verdadero puro de lujo no podía ser hecho a máquina y menos con hojas de cualquier país. Quai D’Orsay tendría que elaborarse a mano y solo con el mejor tabaco del mundo, el tabaco negro cubano. Ese fue el nacimiento de este exclusivo y especial Habano”.

Según Yves Belaubre, “la idea de utilizar dicho nombre viene de la calle en donde estaba ubicada SEITA Cigares, y también alude al nombre por el que se conoce al Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia. De tal manera, en un inicio este Habano podría distribuirse en las embajadas francesas y entre nuestros diplomáticos”. El resultado fue un Habano con una fumada elegante y sosegada, con notas de madera preciosa crema y vainilla.

Para Antoine Bathie, actual Director de SEITA Cigares, “Quai D’Orsay es especial, como un diamante secreto del que no se conoce mucho en el vasto mundo de los Habanos. Los aficionados franceses y las redes minoristas adoran Quai D’Orsay. Sienten un apego especial por la marca, y saben apreciar su calidad particular. Para los franceses fumar un Quai D’Orsay es una especie de experiencia epicúrea que trasciende el momento. Es como beber champaña o comer foie gras en una ocasión especial. En las últimas décadas, el lanzamiento de las Ediciones Regionales ha perseguido el objetivo de comunicar los valores de Quai D’Orsay en todo el mundo. Y ahora resulta muy apasionante este nuevo reto internacional que afronta la marca”.