La evolución de los cepos

El debate – en el mundo del fumador – sobre la evolución del habano es un tema largo, aunque el veredicto es algo netamente personal, sus cambios son algo que nos involucra a todos.

Lo estético, lo elegante, lo sublime se oculta hoy en día detrás de lo impactante, lo evidente. Se presenta hoy una duda sobre el peso que ejerce el fumador en la toma de decisiones sobre que y para quien se elaboran los habanos hoy en día, pues esto no es un tema nuevo, pero si mas notorio actualmente.

El habano siempre ha cautivado al fumador por su único sabor, pero también por la incertidumbre de su fumada, las vitolas elegantes y estilizadas de cepos finos, donde la evolución de sus tercios encierran matices ocultos que invitan al fumador a un análisis y a una entrega mas intima con el habano, se ha suplantado paulatinamente por cepos mas anchos, sabores evidentes, bocanadas de humo mas densas que descubren de entrada el velo que seductoramente antes tenia el habano.

Pero como cita “Entre gustos y colores no han escrito los autores”, cabe quizás la idea que entre fumadores tampoco se ha escrito nada.

La influencia de los mercados, desde siempre ha jugado un papel importante en la confección de vitolas y es así, pues las ediciones regionales de habanos nos dan un ligero mapa de lo que el fumador gusta en cada región.

Pero también el ritmo de vida de hoy en día, ha colocado en el vitolario de galera  nuevas opciones que otorgan al fumador gratas experiencias en corto tiempo, Cohiba Medio Siglo es un ejemplo de eso. La discusión en estos casos para algunos fumadores, parte del dinero invertido en vitolas tan cortas, para otros lo practico de disfrutar de una buena fumada que permita probar lo mejor y que no requiera invertir tanto tiempo, vale mas que el dinero.

La otra cara de la moneda la representan los nuevos protagonistas de algunas marcas como H.Upmann con su Magnum 56, pues para quienes gustan de esta marca un cepo 56 ya era demasiado con su calibre, ahora también se combina con longitud, quizás por eso sea una Edición Limitada, aunque Cohiba ya había incursionado algunos años atras con el Behike 56, recientemente Trinidad Topes Edición Limitada 2016 cepo 56 tambien marca nuevo territorio como lo hizo con sus Robustos T,  en una marca como Trinidad que antes era emblema de su refinada elegancia e inigualable sabor, pero difícilmente se encontraría algo parecido en el catalogo de habanos hace algunos años, quizás un Wide Churchill de Romeo y Julieta cepo 55.

El ultimo paso en la evolución del habano fue un cepo 60 que llevo el estandarte de ser el representante de Cohiba en su 50 Aniversario y que no estaba en la historia del vitolario.

Mercados europeos que significan un gran porcentaje de las ventas de Habanos S.A. no parecían ser y aun hoy no parecen serlo, amantes de vitolas tan anchas entre sus fumadores, pero están migrando con el nuevo publico a este terreno. Quizas el lanzamiento de la marca Quai D´Orsay es una evidencia de ello, que salto de una vez a un cepo 54 como lo indica su nueva anilla.

Para el fumador de puros, pero en especial el fumador de habanos, los cepos gruesos son una fumada evidente desde un inicio, no hay segundas oportunidades… Los cepos de calibres finos invitan al fumador a ir descubriendo su fumada.

 

Deja un comentario